lunes, 9 de junio de 2014

Trastornos del sueño en niños

El sueño es esencial para la salud y el desarrollo del niño. El sueño promueve el sentirse alerta, tener buena memoria y comportarse mejor. Los niños que duermen lo suficiente funcionan mejor y son menos propensos a problemas de comportamiento e irritabilidad. Por eso es importante que los padres ayuden a sus niños a desarrollar buenos hábitos de dormir desde una edad temprana.

Cada niño es diferente y el número de horas de sueño que necesita varía. Los preescolares típicamente duermen aproximadamente de 10 a 12 horas durante cada período de 24 horas, pero no debemos ser rígidos en cuanto a qué horas específicas deben ser esas 10 ó 12 horas necesarias. En esta etapa, el objetivo primordial es ayudar a su hijo a que desarrolle buenos hábitos para dormir.

Establecer una rutina para irse a la cama

Una rutina para irse a dormir es una gran forma de asegurar que su hijo/a  duerme lo suficiente. A continuación detallamos algunos puntos a tener en cuenta para conseguir establecer esa rutina:


  • Incluye un período de tranquilidad de unos treinta minutos antes de la hora de dormir.
  • Fija una hora específica para dormir, avisándole previamente a su niño/a media hora antes y 10 minutos antes de la hora acordada.
  • Establece unas horas fijas para que se vaya a la cama, para que se levante y para hacer la siesta.
  • Dale una ducha o un baño caliente hora y media antes de dormir. Le ayudará a relajarse.
  • Mantén horas de juego y horas de comer fijas.
  • Evita los alimentos que puedan aumentar su resistencia al sueño. Entre los alimentos que hay que evitar se encuentra las bebidas tipo coca cola y otras bebidas con gas, las chucherías, los postres con mucho azúcar y las típicas comidas fast food. Si tu hijo padece insomnio aprovecha para cambiar la dieta de toda la familia, incorporando más verduras y frutas. Procura darle cenas suaves, dando más protagonismo a los desayunos y las comidas. Y antes de dormir, ofrecele un vaso de leche caliente con miel.
  • La habitación debe ser tranquila, acogedora y que incentive al sueño.
  • Utiliza la cama solo para dormir— no para jugar o para ver la televisión.
  • Permite que el niño/a escoja con qué pijamas quiere dormir, qué muñeco de peluche necesita llevarse a la cama...en definitiva que participe en su rutina de irse a la cama.
  • Acueste a su hijo cariñosamente para reafirmar una sensación de seguridad.
 La siesta

Las siestas son importantes porque para un niño/a con tanta energía le resulta difícil seguir todo el día sin un descanso intermedio. Un niño sin siestas a menudo se despierta alegre y progresivamente empeora su estado de ánimo, quejándose más o mostrando una hiperalerta a medida que pasa el día y que va perdiendo gas. Además, la duración y calidad de las siestas afectan al sueño nocturno, puesto que buenas siestas implican un mejor sueño nocturno.

"La siesta es un período en el que el cerebro precisa de un breve descanso (entre las dos y las cuatro de la tarde). Por eso, tenemos sueño en este periodo de tiempo. La digestión produce un pequeño estado de sueño que se une a la siesta", afirma el conocido neurofisiólogo Eduard Estivill, quien acredita que "la siesta para los niños hasta los cinco años es imprescindible".

Es muy difícil encontrar un bebé al que no le guste echar una siesta después de comer o después de una jornada de mucha actividad. Los expertos insisten en que el sueño de los niños es tan importante como su alimentación. Al dormir, los niños reponen energías y relajan al mismo tiempo. El hábito de "echar la siesta" es fundamental para su desarrollo.

Por esta razón, los padres deben insistir en que sus hijos echen la siesta por lo menos, según los expertos, en los cinco primeros años de vida.

Terrores nocturnos

Algunos niños pequeños sufren de terror nocturno - una pesadilla que no logra recordar pero que le provoca tal angustia que se despierta con una sensación de angustia y terror. En muchos niños esto no se debe a factores externos, sino que supone una etapa más en su desarrollo. Parecen agudizarse si el niño lleva una sobrecarga de cansancio o estrés infantil.

Este es un problema que puede interferir significativamente en el sueño de los niños y en algunos casos necesita ayuda profesional. Lo abordare más ampliamente en una entrada exclusiva para este tema próximamente.

Si tu hijo no duerme bien, se levanta cansado y parece más triste o con menos energía busca ayuda profesional. En el Instituto de Medicina del Sueño podemos ayudarte. Somos un grupo de profesionales especialista en medicina y psicología del sueño que conseguiremos con la mínima medicación posible, e incluso, sin ella, que tu hijo recuperé su sueño y empiece a descansar bien para crecer mejor! 

Me encantaría saber vuestra opinión...animaros a opinar!!!

Hasta el próximo día!!

miércoles, 4 de junio de 2014

Uniforme... ¿SI o NO?

Sacamos a la luz un nuevo debate sobre un tema que vuelve a surgir una y otra vez entre los padres y madres, los profesores, la dirección de los centros y la comunidad educativa sobre si se debería implantar el uniforme o no. Hay defensores acérrimos de esta vestimenta, mientras otros piensan que es un retorno al pasado. 

Lo cierto es que el uniforme es un vestuario cómodo y fácil. Hoy los niños, adolescentes y jóvenes están muy influidos por la moda por eso es habitual verles cada mañana abrir las puertas de su armario y dudar durante diez minutos sobre qué ponerse. 

Por un lado, los defensores del uso del uniforme escolar argumentan que a largo plazo resulta económico utilizarlo, no hay que comprar ropa en exceso y tampoco hay que pensar con qué ropa vestir a los niños, también se destaca que la ropa habitual se reservar y se estropea mucho menos. Los detractores argumentan que los uniformes escolares fomentan el sexismo y se deja de lado la individualidad y el criterio de los niños.

No obstante, la uniformidad en los colegios y en la educación gusta o disgusta, por lo que es un tema que cada año se debate y analizando los argumentos de cada parte, podríamos decir que razones no sobran en ninguna de las posturas. 

Vamos a ver los argumentos a favor y en contra...

VENTAJAS DE LLEVAR UNIFORME

Los uniformes promueven la disciplina en el colegio: Muchos profesores y padres piensan que el uso de uniformes en el colegio promueve la disciplina. El sólo hecho de que los niños lleven puesto un uniforme implica que deben acatar unas normas estabnlecidas. Este aspecto se convierte en un recordatorio visual para que los alumnos sigan unas determinadas normas en el colegio.

En los colegios en los que hay uniformes escolares hay menor discriminación y presión social entre niños. Aunque a la mayoría de los niños les gustaría llevar ropa de marca o de la última moda, no todos los padres pueden comprarla. Para aquellos niños que no pueden comprar este tipo de ropa, esto puede suponerles un punto de diferenciación frente a sus compañeros y conducirles al acoso y estrés emocional. Cuando los niños van al colegio con uniforme, todos son iguales. Este aspecto es muy importante ya que puede tener un impacto considerable en el concepto que el niño tiene de sí mismo.

Los uniformes escolares hacen que sea más fácil para las autoridades escolares reconocer a aquellos estudiantes que pertenecen a su escuela y a aquellos que no pertenecen. También dificultan que aquellos que no pertenecen a esa escuela, entren en el colegio sin permiso. 

Los uniformes también evitan que los alumnos se distraigan con aspectos que poco tienen que ver con los estudios como puede ser la moda. La moda, puede distraer a muchas niñas y niños de sus estudios. Para vestir a la moda, uno debe estar informado, pensar en qué ropa o estilo le gusta y dedicarle todas las mañanas un tiempo a pensar qué ropa ponerse. 

El uniforme escolar evita que profesores y administradores del colegio tengan que comportarse como policías con los alumnos, diciéndoles que ropa pueden y no pueden llevar al centro. En aquellos colegios en los que no hay obligación de uniforme escolar, los niños visten con ropa que no es del todo apropiada para llevar al colegio.

DESVENTAJAS DEL UNIFORME

Los detractores argumentan que los uniformes escolares fomentan el sexismo dado que los niños deben vestir con pantalón y las niñas obligatoriamente con falda, quizá este problema se solventaría si el uniforme escolar adoptara un diseño unisex o la posibilidad de que las niñas contaran con una prenda suplementaria (pantalón).

Con los uniformes escolares no se presta la importancia necesaria a los criterios personales de cada niño dado que aunque sean pequeños, tienen sus preferencias a la hora de vestir. Los uniformes de colegio van en contra de la libertad de expresión de los niños e inhiben su individualidad.

Los uniformes de colegio son difíciles de encontrar en determinadas épocas del año. Por este motivo y dada la cantidad de almacenamiento y exposición que requieren, muchas tiendas los venden únicamente a principios del curso escolar. 

Las escuelas deberían enseñar a los alumnos a pensar en libertad. Obligarles a llevar a todos la misma ropa, no contribuye a este fin.Hoy en día y más que nunca, necesitamos inculcar en los niños y niñas el pensamiento libre ya que ellos serán los pensadores del mañana. 

Algunos uniformes de colegio presentan problemas de seguridad.Muchos uniformes escolares incluyen una corbata. Cuando un niño está jugando, la corbata puede quedar atrapada en cualquier lugar y producirle al niño lesiones importantes, incluso llegar a ahogarle.

Una vez expuestas las ventajas y los inconvenientes...¿Vosotros de que lado estáis?

Hasta el próximo día!!!